0
Profile Picture

Aprender un Idioma en tiempos de cuarentena

منذ ٥ أشهر
Existen diversas motivaciones por las cuales las personas actualmente, han decidido invertir tiempo en aprender o mejorar un idioma de su interés. A continuación, mencionaré las que he identificado:

Algunos toman esta decisión por la libertad que sienten de dedicarse en su "tiempo libre", haciendo algo que les apasiona, interesa o incluso que habían postergado debido a sus otras ocupaciones.

Otros se motivan por la necesidad de llenarse de actividades ( ansiedad) para reemplazar aquellas que solían realizar por fuera de la casa y del trabajo de manera presencial, como ir al gimnasio, salir al parque, al teatro, al bar, visitar a sus amistades, salir a socializar.

Y otras personas, al reconocer que la realidad actual demarca un cambio, han encontrado claridad con la vulnerabilidad de la situación que atraviesan y han descubierto lo que realmente quieren hacer, cómo quieren vivir, qué es lo esencial, han rediseñado sus prioridades e incluso han cuestionado sus intereses, han decidido enfocar su atención y energía exclusivamente al aprendizaje, al estudio, al abrir su mente y a encontrar otros temas ( idiomas) y formas de aprender ( virtual) .

Como tutores y profesores de idiomas en línea, tenemos la responsabilidad de ganar mayor credibilidad con el profesionalismo de las clases que impartimos, pues estas personas que llegan aprender a través de esta plataforma, desean encontrar la posibilidad de calmar su ansiedad, de lograr sus metas postergadas y/o de ampliar sus habilidades y conocimientos a través de un idioma.

Reconocer las motivaciones reales de las personas que se convertirán en estudiantes, es de vital importancia, es preciso leer lo verbal y lo no verbal para comprender lo que impulsa a cada persona a estudiar el idioma y su nivel de interés, esto, con el fin de no sólo ofrecer una propuesta acorde a las expectativas del estudiante, sino también para identificar cómo se puede apoyar desde la humanidad, especialmente, cuando se trata de la ansiedad y la angustia que naturalmente genera este desafío mundial.

Mi propuesta es recordar nuestra humanidad, desde el lugar que desarrollemos este trabajo o labor, es ser conscientes del tipo de contribución que estamos haciendo en tiempos de reclusión y aislamiento social, es ser sensibles y sensatos frente a cuándo un estudiante requiere que se evite hablar del COVID-19 y los problemas sociales asociados a éste, y cuándo éste si puede ser un tema abordado durante la lección, es ser compasivos cuando la atención del estudiante no está al 100% debido al nivel de ansiedad en el que se encuentra, es conectar con la humanidad que somos y que el otro es, para aportar a la educación y servir a la sociedad.

Déjenme saber qué piensan, sienten frente a mi propuesta y no duden en comentar si tienen otras consideraciones para apoyarnos mutuamente en la adaptabilidad y creatividad que esta situación requiere.

Saludos!